¿Alguna vez te has preguntado cómo hacer que tu traje de LARP se parezca más a la ropa de tu personaje? ¡Sigue leyendo para conocer los mejores y más convincentes tejidos que añaden realismo y mejoran tu atuendo!

Soy una gran creyente de que cualquiera podría crear un atuendo desde cero, incluso un principiante total. Solo tienes que tomártelo con calma. La belleza de un atuendo es que puedes comenzar solo con la prenda base y luego ir añadiendo más. En cada evento puedes agregar una pieza más, o tal vez refinar las que ya has realizado. Puedes comenzar agregando detalles a una túnica… Mirar patrones de bordado e imágenes para darle más complejidad… Además también puedes agregar algunas roturas y rasgaduras en las prendas y luego arreglarlas visiblemente. Esos pequeños detalles ayudan mucho a darle personalidad y autenticidad al atuendo.

Tanto si ya llevas cosiendo mucho tiempo como si es tu primera vez,…¡bienvenid@! Espero que esta guía te pueda ayudar y disfrutes mucho en tu próximo proyecto! Este documento pretende ser una pequeña guía sobre tejidos para todo aquel que lo necesite, y está enfocado en encontrar los mejores tejidos para vuestros proyectos de rol en vivo, con diferentes opciones y/o alternativas para cada bolsillo. También incluiré al final un listado de lugares y páginas web a los que podéis acudir para encontrar tejidos a muy buen precio.

Foto por Raphaelle M

Elegir la tela adecuada para un proyecto de costura no es tarea fácil. Esta guía te guiará entre una pequeña selección de distintos tejidos, proporcionando información útil sobre la composición del tejido, los tipos de tejido y mantenimiento de los diferentes tejidos. Con esto, espero que puedas encontrar telas adecuadas para el proyecto de costura según las características que necesites, estilos, tipos de ropa y función.

mejores telas para principiantes

Es mejor comprar telas que sean fáciles de coser y no muy caras. No hay que tener miedo de cometer errores al principio, es normal y estropearás alguna tela.

Los tejidos de dos fibras no se estiran mucho al coser ni resultan resbaladizos. Así que optar por el lino, el algodón y mezclas de lino con algodón es la mejor idea. Intenta evitar el rayón, la seda, el poliéster brillante y los géneros de punto.

Elige colores lisos o estampados pequeños. Evita las rayas y los estampados grandes, porque son difíciles de encajar.

Evita igualmente las telas muy pesadas, porque cuesta más trabajo manejarlas. Si quieres telas gruesas, mejor decídete por telas acanaladas como la pana para los primeros intentos.

COMPRAR TELAS

¿Qué comprar primero, el patrón o la tela? Lo ideal es tener primero el patrón. Luego, puedes comprar la tela en cualquier tienda de telas online o en tu tienda local de preferencia. Al haber decidido ya el patrón de costura, sabrás exactamente qué tipo de tela buscas y cuánta necesitarás. También podrás comprar cierres, botones o cualquier otro artículo necesario.

Cuando busques telas en una tienda, debes comprobar lo siguiente:

– Asegúrate de que el diseño de la tela se corresponde con el patrón de costura.

– Comprueba que la tela se ajuste a lo que quieres hacer.

– Comprueba la información sobre instrucciones para el cuidado y lavado de la tela: si se puede lavar a máquina o precisa limpieza en seco, por ejemplo. Ante una tela que necesite mucho mantenimiento, quizá prefieras buscar otra opción.

– Comprueba siempre el ancho de la tela, porque vienen en anchos distintos. Mira el estampado para decidir el largo que necesitas comprar y procura comprar de más, porque puede encoger al lavarla.

PREPARAR LA TELA Y CORTARLA

Cuando por fin has comprado tu tela, el primer paso es lavarla y plancharla. Lava la tela igual que lavas tus prendas, es mejor hacerlo antes de coserla porque puede encoger. Cuando esté seca, pásale la plancha para que vuelva a estar lisa.

Traslada el patrón a la tela y corta las piezas que conforman el diseño. Plánchalas sin vapor a poca temperatura y colócalas según el diseño del patrón, normalmente, en los patrones que compramos, habrá una parte llamada “marcada” la cual te indica cómo colocar las piezas del patrón para un óptimo uso del tejido sin crear excesivos desperdicios.

Preguntas frecuentes

¿Qué diferencias hay entre el algodón y el lino?

Los dos son materiales muy populares. El lino se extrae de los tallos de la planta del mismo nombre y el algodón sale de la flor de las plantas de algodón.

¿El lino es bueno para el verano?

El lino es fantástico para el calor. Es muy absorbente, una tela de alta calidad. Su cultivo es ecológico, no utiliza pesticidas ni fertilizantes, por lo que se considera una fibra natural y sostenible gracias a su fuerte resistencia a las plagas.  El lino es el más “histórico” de los tejidos comúnmente disponibles.

¿Cuál es la tela más barata?

Estos son algunos de los materiales textiles menos caros que puedes usar para tus proyectos de costura:
– Algodón: El algodón es la planta textil sacada a partir de fibras más importante del mundo y una de las plantaciones más antiguas. Diferentes características hacen del algodón un producto único: sus fibras son suaves, aislantes y resistentes a la rotura.

– Rayón: Los tejidos de rayón son suaves, ligeros, frescos, cómodos y muy absorbentes, pero no aíslan el cuerpo y por tanto, permiten la transpiración. Son muy adecuados para climas cálidos y húmedos.

– Fieltro: Es el único tejido de lana que no se deshilacha, tiene muchísimas utilidades, como por ejemplo su uso en mojado para darle la forma deseada.

– Poliéster: No es absorbente. Conserva el calor mejor que el lino y el algodón. Resistente a ácidos, álcalis y lejías. Antimanchas. Tiene mucho brillo.

– Satén: El satén es una tela de algodón con un elegante brillo externo y buena consistencia. Una combinación de hilos largos de seda y satén forman la trama en el lado derecho de la tela, haciendo que el satén sea suave y brillante.

¿Cuáles son las telas más caras?

Los materiales textiles más caros son:

– Lana: El motivo del aislamiento térmico es que las fibras no se compactan, por lo que hacen una cámara de aire que actúa como aislante.

Absorbe la humedad y puede absorber hasta un 30% del vapor de agua sin dar a las personas la sensación de humedad. Es por eso que los tejidos de lana actúan como un amortiguador en condiciones ambientales.

Repele el agua. Aunque la lana absorbe el  agua, tiene una fina película en la capa más externa, que actúa como repelente de líquidos en la superficie.

En condiciones normales de humedad, la electricidad estática es mucho más baja que la ropa hecha de fibras sintéticas.

Es elástico y tiene buenas propiedades de recuperación. Se puede estirar al 50% y recuperar su forma. Es por eso que de la ropa de lana se pueden quitar rápidamente las arrugas.

Es ignífugo, requiere una alta temperatura para quemarse y no se derrite como las fibras sintéticas.

Tiene la capacidad de resistir la suciedad y su alta transpirabilidad significa que no absorberá los olores, por lo que no es necesario limpiarla con frecuencia.

Su durabilidad, la ropa de lana es dura y tiene una larga vida útil, puede soportar cambios de tamaño y puede soportar cambios de estaciones. Envejece mucho más lento que la ropa hecha de fibras sintéticas.

– Seda: Tiene una combinación única de propiedades incomparables con otras fibras: tacto seco, brillo natural, buena absorción de humedad, buena caída, alta resistencia e hipoalergénico. La seda es una de las fibras naturales más fuertes, pero su fuerza puede perderse hasta un 20% cuando está mojada.

– Piel

– Lino

Espero que os haya servido de utilidad! Podéis descargar el documento completo de Guía de Tejidos enfocada al Vestuario para Rol en Vivo en este enlace. 

BJORNTALL