Tras muchos años de roleo, he comprendido que “ser un jugador” no exime de la responsabilidad de crear contenido para el juego en el que esté jugando. Al revés. Lo implica. Por eso, hoy quiero hablar de crear eventos dentro de los LARPS o REVs. Es decir, eventos dentro de eventos. Como las Matrioshkas, las muñecas dentro de muñecas.
 
Crear mini eventos puede mejorar mucho cualquier Rol en vivo en el que estéis. Es más divertido para todos si se hace bien y libera de muchas cargas (de nuevo, si se hace bien) a los organizadores. Hacer eventos así le da sabor al juego. Esto lo puedes hacer entre tus amigos y conocidos y ser algo pequeño, como organizar una fiesta in game cuando han hecho Capitán a un miembro de tu tripulación, o con tu Clan, con un entrenamiento de armas para todos. Pero también puedes hacerlo a gran escala, haciéndolo público para todos los que quieran jugar. Hay que adecuarse al grupo, a las tramas y, por supuesto, a la ambientación del Rol en el que estéis.
Estos minieventos (actividades lo llamaré de aquí en adelante) pueden ser tan variados como la imaginación del que los organiza. Unos clásicos puede ser unas Justas de combate en un LARP medieval fantástico, una carrera de naves espaciales en uno futurista, un baile de gala en un Larp de Salón… Si nadie ha pensado en ello, si crees que encaja en la ambientación del LARP, si a la orga no le molesta, si va con tu Pj, si crees que habrá gente interesada en ello por la razón que sea, y si te apetece, adelante. 
El primer paso: siempre, siempre, siempre, debería ser preguntar a los organizadores si puedes hacerlo. Eso siempre primero. Si no lo haces, puedes estar estropeando alguna sorpresa que la organización tenía preparada, romper tramas e historias que tú desconoces o, simplemente, que la orga no quería más jaleo en un momento en el que tú llegas con toda la artillería a remover el gallinero. 
Si la orga te da el visto bueno, adelante sin miedo. Muchas veces éstas actividades son buenas ideas que, por lo que sea, se quedaron en el tintero, o se le olvidaron a la orga que podían hacerse. Es mil veces mejor que haya varios eventos a la vez y que los jugadores se “molesten” por no poder ir a todos (así querrán volver el año siguiente a jugar la otra cosa) que que todo el mundo vaya a lo mismo porque no hay otra opción. Entonces te encontrarás con acumulaciones de gente en el único evento que había y, además, con muchos de ellos sin siquiera querer estar allí: – ¿Qué hace mi Vikingo “EINAR, EL DESTRUCTOR” en éste baile de salón rococó? EINAR no bailar, no gusta , no querer bailar. A EINAR no gustar saber qué sombrero se llevar ésta temporada -.

Ritual en El Despertar de Cyric de Dracs i Espases; foto de Spilett

Si no hay más opciones… La única es aburrirse. O montar la escena y romper ese embudo (en plan: a la mierda todo, desenfundo y cargo contra esos bailarines pisaverdes empolvados. Mi Pj lo haría). Éste efecto embudo de tener una sola cosa para todos los jugadores, especialmente si son personajes de un espectro muy variado puede llevar a desmontar el baile rococó que había hecho la orga.

Sin embargo, si les das opciones a los jugadores… Aunque sólo sea una opción diferente… Ya es otro asunto. Siguiendo con el ejemplo del Vikingo en el baile, si existe algo apropiado para él podrá buscarse la acción en otra parte. “Cuando EINAR está a punto de desenvainar y reventar el baile, recuerda: 
– ¡Espera! En Taberna había partida de dados… En taberna estar permitidas trampas en dados… Bueno, permitidas trampas si gente no pilla haciendo. Mmmhhh… Y en taberna estar Jazzmin, bailarina sexy. EINAR ir taberna. EINAR no zurrar a estos que bailan porque zurrar aquí es menos tiempo allí”. 
Crear eventos diferentes puede evitarte que un jugador al que se le va la pinza en un momento te estropee tu actividad. 
Colaborar así tiene muchas partes positivas. Primero, ayudas a que el Larp en cuestión tenga más vida. Segundo, muestras a tu personaje haciendo algo apropiado a tu personaje, que siempre es la mejor forma de mostrarlo. Tercero, puede beneficiarte en juego, bien conociendo gente que comparte la afición de tu personaje, bien creando conversaciones que a la par son in game y fuera de juego (para organizarlo y llevar la actividad bien). Incluso, puede hacerte ganar unas monedas en juego. 
Por último, si quieres organizarlo, es ideal llevarlo bien preparado de antemano. Si tienes tiempo para dedicarle en casa, “vestirlo bonito” es lo mejor. No es lo mismo que, en medio del LARP, salgas corriendo y gritando “hey, que se me olvidaba, que hemos organizado un torneo ahora, empieza en 10 minutos, por si no queréis ir al banquete” que llevarlo bien pensado y preparado. Si puedes evitar pisar otro evento que se desarrolle a la par, mejor. Si tienes que pisar otra cosa, procura que sea de temática muy diferente. Que los interesados en lo tuyo no vayan a estarlo en lo otro. Actividad social contra de combate. Física contra mental. Esto implica preparar las bases generales de antemano. 

El Gobernador en Unión: El Nuevo Mundo; foto de Hawk. 

Es, a todas luces, preparar una actividad como si no estuviera dentro del LARP. Esto puede considerarse metajuego por algunos (a fin de cuentas estás preparando cosas del evento con anterioridad). Sin embargo, yo no considero que sea así. Si eres justo con lo que haces y no implicas a más que a la gente indispensable, no creo que sea “metajuego”. Es sólo organizarlo mejor y prepararlo para que mole más. Es como preparar tu vestuario. Nadie te va a decir que es metajuego prepararte tu vestuario para un Larp. Esto es vestir el evento al que vas con algo más de tu parte que sólo el personaje. Sin embargo, si empiezas a conspirar antes del evento y a hacer planes de cómo beneficiarte o hacer trampas en tu minijuego, pues entonces eres un tramposo. 

Sí. Eso sí es metajuego. La clave, para ser honrado en esto, sería: hazlo sin esperar beneficio y con el mínimo número de personas realmente necesarias. Ya se unirán más en el transcurso del juego en sí.
Una actividad, para estar bien organizada, debe responder a una serie de preguntas. Los que hayáis estudiado algo de periodismo, conoceréis las 5 W’s del periodismo. Bueno, pues para crear un minijuego bien hecho, tienes que responder con antelación esas 5W’s. Las 5 W’s son un sistema de preguntas que un buen periodista debería resolver para poder dar una buena información. Son: What? Where? When? Who? y, la más importante, Why? (¿Qué? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Quién? y, sobre todo, ¿Porqué?) Para organizar un minijuego dentro de un Larp o REV, deberías dar respuesta a esas preguntas y, cuanto más se acerquen tus respuestas al perfecto resultado, mejor estará preparado de primeras tu juego. 
Pongo un ejemplo.
Estoy organizando un Torneo de Combates para Malas Calles. Es, a todas luces, un minijuego de estos que hablo. Bien se podría organizar por sí sólo una tarde como Combate de Softcombat, pero, al estar dentro de Malas Calles, que es un LARP de fin de semana, se convierte en minijuego. Además, aunque lo podría organizar para menos gente, lo quiero hacer abierto a todos los que quieran jugar, así que cumple todos los puntos de los que hemos hablado.
1. ¿Qué? Respuesta breve: Un torneo de Combates. Adecuación de un 95%.
Respuesta larga: ¿Encaja un torneo de mamporros a un mundo de violencia y crimen? ¿A un lugar donde pelear y combatir es la orden del día y la gente se mata sin mediar palabra o por el más mínimo insulto? Sí. Sí. Hay que hacer un reglamento acorde. Definitivamente encaja.  90/95% diría yo. Tal vez la era de la caballería y las lizas y combates no es 100% a Malas Calles, que es época de piratas y pólvora. Pero también existía, en nuestra época de piratas y pólvora, el combate sin armas o los duelos deportivos. ¿Pelearían en aquella época con armadura completa y Armas a dos manos? No. Pero no le demos más vueltas. Es un mundo fantástico. ¿Me dices que puede haber orcos y no puede haber Palestras de Combate donde la gente se zurre y se pueda ganar dinero? 95% de adecuación.
2. ¿Dónde? Breve: Palestra para combates de la Guardia, 100% adecuado. 
Larga: Hay que buscar un sitio que se adecúe. Esto implica hablar con la organización del evento (Eso siempre es lo primero) y/o con quien pueda cederme el sitio. Resulta que, leyendo la descripción de Parvonna que la propia web hace, ellos mismos hablan de una Palestra que la guardia tiene para duelos y combates. Vamos, un lugar adecuado 100%. Como está organizada por la Guardia, tendría que pedirles permiso a ellos para realizarlo. Si no me lo dan, tendré que buscar alternativas. Siempre hay alternativas. ¿Organizarlo en el territorio de mi propio clan? Si no queda más remedio… O en un campo fuera de la Ciudad y de la jurisdicción de Parvonna. Siempre hay opciones. 

Aquí es donde digo que la gente podría tachar organizar actividades como “metajuego”. ¿Estoy hablando con la Guardia para pedirles usar su palestra? Sí… ¿Estoy hablando dentro de juego? No, evidentemente no… ¿Tendré que prometerles algo a cambio de la Palestra? Probablemente… Yo, si veo que una opción perfecta como ésta Palestra se empieza a convertir en metajuego, la descarto y busco otra peor opción pero que no me cause problemas. A pesar de que mi personaje sí podría haber hablado con la guardia y haber “negociado” todo esto en los años que han convivido en la misma ciudad. Otra cuestión es: ¿Dejaría el lugar para buscarlo en juego? Es muy arriesgado ir al LARP sin haber cerrado bien las 5 W’s. Podrías darte cuenta de que toda la preparación no han valido para nada por no tener dónde, cuándo o cómo hacerlo.

Torneo de “brawling” en el Casino en Tempus Belli, de Tempus Makers; foto de Hawk

 Mejor llevarlo listo para jugar. Requiere más esfuerzo. Pero quedará más bonito en la Plaza de la Ciudad, con la Guardia sabiendo que algunos de esos tipos se van a cabrear al salir derrotados del combate y pueden causar problemas.

3. ¿Cuándo? Brevemente: Éste es uno de los asuntos más delicados. 10 u 11 de la mañana del sábado, por si se alarga, y para que la gente pueda aprovechar todo el resto del día. 
Larga: Poner horas y fechas es complicado. Puedes inspirarte en algunos eventos parecidos que hayas jugado o que tengan elementos en común. Los combates que yo conozco de Yugger o Softcombat suelen ser de día. Además, yo tengo organizadas muchas cosas. Muchos minijuegos. Para los miembros de mi familia (mi clan), para los ciudadanos de Parvonna, para mi mismo… Hay que organizarse. 

 

Paso uno: organizar todo para que no se pisen mis cosas entre sí.

Paso dos, que sea un momento adecuado a la actividad. Para situar esto tengo que “adivinar” las intenciones de la organización. Para eso conviene leerse muy bien la información que se haya publicado desde la organización. Pero si yo les informo de mi intención, y no me dicen nada en contra, pues entiendo lo ideal: Que mi personaje (y yo, claro) entendemos que ese día a esa hora es buena para un Torneo en Parvonna. Si tiene que pararse el torneo a medias porque Un Kraken gigante está atacando la ciudad, ¡Pues genial! Ni yo ni mi personaje podían haberlo adivinado. Real como la vida misma. Sin embargo, yo sí tengo que procurar diseñarlo a una hora que, en principio, no tape algo mayor, como La Mascarada Real o un evento que fuera conocido por todos (y mi personaje no quisiera perjudicar deliberadamente).

4. ¿Quién? Breve: Todo el que esté interesado en jugar. Difícil de adivinar siendo el primer año.
Larga: Ésta pregunta es la más fácil y difícil al mismo tiempo. Porque puede subdividirse. ¿Quién lo organiza? En ese caso la respuesta es yo. ¿Podría organizar todo esto para que lo condujera otro? Sin ningún problema. Pero lo he diseñado, así que creo que, al menos el primer año, es mejor que lo conduzca yo mismo. ¿Para quién? Esa sería la pregunta más adecuada en éste caso. Para todos los jugadores que puedan pagarse una inscripción al torneo. No todos podrán pagarla. Eso dará más vida al LARP todavía, haciendo que algunos combatientes tengan que hacer algo para ganarse el dinero de la inscripción. En principio hay que buscar el equilibrio entre el premio que se lleve el ganador y el coste de la entrada. La parte negativa es que, como es el primer año, puedo toparme con menos inscritos que el mínimo o, todo lo contrario, que tengo un número enorme. Es la gracia del primer año. Si se hace bien, esa experiencia es aplicable para otros años más o menos. 
5. ¿Porqué? ¡¡¡Porque la gente va a querer zurrarse con armas de LARP!!! De esto no necesito respuesta larga.

Espero que os animéis a organizar minijuegos como estos si véis que podéis darle vida a vuestros eventos. Tanto como organizadores como si sois jugadores.

Don Félix de Argus.

Eviltailors no se hace responsable de las opiniones volcadas por los autores externos de este blog.Fo

Foto de portada: Luis Prada en Leyendas de la Forja 2018.