Imaginad lo siguiente; Estas con tus amigos, un grupo de mercenarios, en la taberna del pueblo, lleváis un buen rato sin hacer nada cuando otro jugador se os acerca, os pide que le hagáis un trabajo.

Regateáis el precio y por supuesto os sale muy bien, a una plata y tres cobres por cabeza. Por favor que sois profesionales, no vais a pedir menos que eso.

Entonces os ponéis en vuestra aventura. Sacáis un poco de información a puñetazos, abrís con cerrajería algún candado y os peleáis con otra banda que había contratado el mismo tío. ¿Ha contratado dos grupos para el mismo trabajo? Que hijo perra.

Al final lográis obtener el objeto que buscabais, se lo traéis al cliente y a parte del dinero que habéis hecho os ha quedado una buena tarde, ha sido entretenido y tenéis unas cuantas batallitas nuevas que contar. Eso es lo importante después de todo, ¿no? Venís a un rol por las aventuras, no para amasar monedas…

Lo que quizás no habéis notado es que el jugador en cuestión os acaba de pagar (Con monedas compradas por él, seguramente) a cambio de daros a vosotros juego. No parece un intercambio muy justo ¿verdad?

“Kalid no paga”

Dice siempre Klaid, y es cierto. Kalid nunca paga, porque su cultura no cree en el dinero, en su tierra solo se hacen regalos. Así que es un intercambio de favores y “items”.

Podrías pensar que eso te cerrará ciertas puertas, pero si eres lo suficiente insistente (Pesado) te abrirá muchas otras.

Incluso puedes darle una vuelta de tuerca retorcida, hacer y aceptar favores a lo Vito Corleone, para expandir tu mafia o por ejemplo, si eres una especie de demonio, cuando le haces un favor a alguien a cambio le haces una marca en el cuerpo o escribes su nombre en tu turbia lista de contratos.

Favor por favor. Te pago tu oferta de juego con la posibilidad de darte yo juego en un futuro, es muy rentable.

Creer en algo.

Por supuesto que no puedes alimentar tus siete hijos con nada, y necesitas la preciosa moneda, pero tu personaje debe tener creencias, tal vez no se fía de los magos, odia especialmente a los burócratas o tiene debilidad por la iglesia (Ya sabes, comprar tu entrada al cielo), el caso es que debe haber algún tipo de trabajo que estés dispuesto a hacer gratis porque crees en ello. 

McFeet, el autor de este artículo, sonriente con su caja de caudales en Mordheim de Tempus Makers.

Y contra mas hagas notar esa creencia, más posibilidades les das a los demás para que se den cuenta y se tomen el esfuerzo de conocer a tu personaje y descubrir esa “debilidad”.

“Nos tienes que ayudar a asaltar el banco, porque todo ese dinero ira destinado a salvar unos gatitos huérfanos. A ti te importan los gatitos huérfanos ¿VERDAD?

Un Inquisidor no te va a cobrar por pelarse un mago, asi que ese hechicero que te da tanta rabia podría acabar en una pira si te esfuerzas en fabricar suficientes pruebas de su herejía…

Los caballeros son gente noble y protegen al inocente (Se supone) así que si te haces la víctima y la cantidad de reverencias adecuadas seguro que te ayudan, a ti, pobre plebeyo!

Si eres un salvaje bárbaro seguramente no te caigan bien esos “civilizados” porque barrieron tu pueblo para montar una carretera, así que seguro que haces encantado cualquier acción contra nobles.

Por supuesto eres un despiadado pirata que solo se preocupa por sí mismo, pero que haya un nigromante en la ciudad es malo para los negocios, por no decir que lo último que necesitas es alguna tripulación maldita rondando por tus mares. Eso ya lo has visto y nunca termina bien. Aunque sea gratis tendrás que echar una mano…o un garfio, etc.

– Comida!

Una vez conocí un personaje que se compraba con comida, le dabas un bocao de lo que fuera que estuvieras cenando y lo tenias listo pal trabajo. Llevar anillos y baratijas también es una forma de pagar a gente, suelen salir mas baratas que un montón de monedas y son mas resultones. Ademas tienen un valor mas ambiguo y es menos probable que te lo roben. ¿Y lo bien que queda sacarse el anillo y decir “Ve a hacerme esto!” Mientras se lo tiras?

Algo similar es cuando, por ponerme de ejemplo, haciendo de inquisición solo aceptábamos plata, ya fuera en forma de moneda o cualquier otro objeto. Porque la plata se puede fundir, y ya sabéis, por si la luna llena…

– La economía del grano.

¡Eh! Ese es el titulo del articulo. Si, mea culpa, este se ha aplicado en tempus belli con mucho éxito yo por ello le tengo cariño.

Si, seguro, en estas tierras usareis un sofisticado sistema de monedas que funciona un tanto regular… 

(Aceptemos-lo, lo de 10 cobres valen 1 plata y 10 platas valen 1 oro no lo sigue nadie. Y si no me creéis os invito a recoger todos vuestros cobres. Os los cambio por su proporción en oros y platas cuando queráis, incluso os regalo alguno!)

Pero nosotros, la gente de campo tenemos nuestro propio método, GRANO! Lentejas, garbanzos, arroz… lo que quieras. La moneda más antigua del mundo, ¿por algo el salario viene de sal no?

El grano es más fácil de repartir, se puede pesar, en tiempos de hambruna te lo puedes comer!

“ejem” Offgame mucho más barata de comprar “ejem”

Vaya pobretón, solo puede pagar en grano. ¿Perdone? Usted tiene una bolsita de monedas, yo le pago su peso en arroz! (¿Y lo impresionante que queda eso?)

Podrás ver la mirada de resignación del mortuorio cuando le pagues con unas lentejas, ganarte unos cuantos enemigos de camino porque les prometiste una jugosa recompensa y las legumbres no les parecen jugosas, el rostro sorprendido del banquero cuando le traigas monedas que no te sirven para nada, pues las quieres intercambiar por seguro e indevaluable grano.

Al final lo importante no es cuánto o con que pagas y cobras. Lo importante es que de juego.

La moneda en el larp es una escusa para hacer trabajar juntos a personajes que no tienen nada que ver entre ellos porque el dinero es universal.

Así que deja de regatearle esas monedas al pobre diablo de la quest, aceptale las monedas a ese tío aunque “no son las oficiales del evento” y permite-le al goblin que te pague con esas setas que ponen “No son alucinógenas”… seguro es de fiar.

Mcfeet.

 

 

Foto de portada: Rol of Warcraft, por Hawk

Eviltailors no se hace responsable de las opiniones volcadas por los autores externos de este blog.