¡Otro maravilloso día en Villacobriza! Tu aldea favorita de ese universo de fantasía medieval a la que tú y todos tus amigos Larpers acudís, como mínimo, una vez por semana. El sol brilla como un hermoso orbe dorado, los pájaros cantan sus alabanzas matinales con un gorjeo celestial y hasta el sepulturero te ha guiñado el ojo de buen humor, deseándote un feliz día. 

En ese modesto y tranquilo paraíso puedes encontrar todo lo que un viajero necesita: 

Un Sastre para remendar tu mochila de cuero, un Herrero para cambiar de una vez esa daga mellada, un Posadero dispuesto a ofrecer alojamiento y víveres por un módico precio, el Buhonero de turno para ponerte al día de las últimas noticias… ¡Incluso dos hermanas que regentan una Herboristería y preparan algunos ungüentos curativos! 

Todos ellos resultan indispensables para el buen funcionamiento de este lugar, son sencillamente insustituibles. Representan los pilares sobre los que se ha erigido la sociedad, son los paladines del servicio popular, proveedores por excelencia de los productos catalogados como “de primera necesidad”.

Pero un día, un comerciante de máximo prestigio llega y compra un pato por sesenta monedas de oro, porque puede. Entonces Elías, el criador de patos local, con esa cantidad ingente de dinero coge y se jubila, diezmando uno de los sectores locales más fuertes de la producción de huevos para consumo humano. 

Al día siguiente el Conde de la región llega de visita y, tras darse de bruces contra una puerta mal cerrada, prohíbe el uso de las puertas en la aldea, un detalle no demasiado significativo de no ser por la posterior incursión nocturna de “Olaf el Bárbaro”, un mamotreto de dos metros y medio de altura y puños como melones de huerta que aprovechando la

Herreros en Tempus Belli, de Tempus Makers

ocasión, le destroza el mobiliario a la mitad de los vecinos… Y pone de moda el dicho popular “Entra como Olaf por casa”.

Los habitantes de Villacobriza, destrozados anímica (y físicamente) piden ayuda entonces a un poderoso hechicero para que restaure la paz de su aldea viajando atrás en el tiempo… Pero el hechicero resulta ser más malo que el arsénico y, tras detener el tiempo como quien pone un dedo sobre el minutero de un reloj de pared, se dedica durante dos meses a jugar con los aldeanos como si se tratasen de marionetas hasta que se cansa y decide tirarlos por un puente. 

Por supuesto, como todos los magos malvados, después le prendió fuego a la aldea entre carcajadas diabólicas. 

Y así fue como Villacobriza desapareció de los mapas… ¿Pero qué es lo que ha acabado con esta modesta y humilde aldea? 

La respuesta es sencilla: El Abuso de Poder. Hoy hablaremos de los peligros que conlleva este tipo de abuso y sus riesgos, así como el mayor riesgo de todos…

El Power Playing

Para explicar este término, echemos un vistazo a los habitantes de Villacobriza. Todos ellos ejercen profesiones de corte medio, humildes, pero necesarias. A primera vista, pueden parecer llevar vidas poco apasionantes pero, amigo mío… Te sorprendería la de trabajo que carga a sus espaldas un posadero, los riesgos de los fogones en la herrería y las precauciones que un buhonero local debe tomar en sus viajes de una aldea a otra contra los bandidos. 

Puede que estas personas jamás se enfrenten a un troll. Puede que jamás besen la mano de una princesa. Puede que ni siquiera salgan de su aldea en lo que les quede de vida… Podrían intentarlo, pero si les preguntas, muy probablemente consideren que, sencilla y llanamente, están a gusto donde se encuentran y carecen por completo de la necesidad de embarcarse en semejantes aventuras. 

Puesto del mercado en Khorvaire: Réquiem, de Encrucijada ReV

Y eso está bien. Terriblemente bien, porque no todo el mundo quiere ser un héroe, algunos (los muchos) sencillamente quieren llevar una vida apacible. El gran problema llega cuando este tipo de caracteres, tan humildes y modestos, se topan con fuerzas excesivamente poderosas en algún aspecto que los arroya. Es ahí cuando se crea un desequilibrio en la balanza. 

Estos desequilibrios pueden ser necesarios cada cierto tiempo para reestructurar las circunstancias del entorno y abrir nuevas líneas argumentales, pero si se abusa de ellos, el resultado es catastrófico… Como hemos podido ver en Villacobriza.

Al final, todo se resume en que un gran poder conlleva una gran responsabilidad. El abuso de cualquier poder crea, siempre, desequilibrios… Ergo, es necesario que a la hora de crear un personaje procuremos que este abuse lo mínimo posible del poder que disponga. 

¿Y cómo puedo saber si estoy abusando de mi poder? ¡Fácil! Pero primero, debes conocer que tipos de poder existen:

  1. El Poder Económico:

Poderoso caballero es Don Dinero. Disponer de una bolsa llena de monedas abre muchas puertas. Disponer de un arcón lleno de monedas, más todavía. La economía es un aspecto crucial en muchas sociedades y no debemos andarnos a la ligera a la hora de sumar cifras a nuestra cuenta bancaria. 

Si tu personaje está bien posicionado económicamente, conviene que te establezcas unos límites y sobre todo, que seas capaz de justificar a través de tu rol, tu trasfondo o tus acciones la capacidad del mismo para acaudalar todo ese dinero. Si no… ¡Explora alternativas más humildes y disfruta del placer masoquista de no llegar a fin de mes en tu otra vida!

  1. El Poder Político: 

 

“Si seguimos a este paso, llegará un día en el que las aldeas tendrán más Duques y Mariscales que campesinos… ́ ́ 

Dicho popular rolero. 

En contra de la creencia popular, en los universos de fantasía medieval había más profesiones que la de Noble o Líder de un colectivo. El exceso de personajes de gran influencia política es una realidad que debemos contrarrestar lo antes posible ¿Qué sentido tiene que en una partida de LARP todos sean importantísimos señores de sus respectivas tierras… Pero no lleven consigo ni un triste sirviente que les traiga el vino? El abanico de profesiones es increíblemente extenso y rico en detalles. Al final, el rol consiste en interactuar con otras personas ¿Y quién tiene más posibilidades de interacción que un humilde proveedor de bienes indispensables como el papel higiénico? 

El Velo de la Gorgona, de Terra Incógnita

  1. El Poder Físico:

Rafa Skyrim en El Despertar de Cyric, de Dracs i Espases

De todos los tipos de poder, este podría considerarse el más débil… Pero ojo, porque puede dar muchos dolores de cabeza. Dicen que Aquiles era un soldado formidable e imbatible en combate, pero si hasta él tenía un punto débil ¿Cómo pretendes acabar tú solo con un campamento orco a puñetazos?

Las capacidades físicas y atléticas de nuestro personaje son algo de lo que nos debemos preocupar. Mucho. Aquí el rol sorprendentemente nos ofrece una oportunidad de oro increíble para nuestra vida. ¿Quieres ser un soldado imbatible? ¡Ponte manos a la obra y entrena disciplinas de combate! ¿Quieres ser el ladrón más huidizo? ¡Sal a correr todas las mañanas hasta que seas inalcanzable! ¿Te gustaría sorprender con tu fuerza a todo el pueblo levantando una vaca en brazos? ¡Ahí tienes las pesas, amigo! Si consigues complementar con tus capacidades físicas (o de cualquier otro tipo) reales a tu personaje, te puedo garantizar que te convertirás en uno de los LARPers más felices del mundo. ¡Pero tampoco te agobies si hay algo que no puedas hacer! Para eso siempre nos quedará la magia. 

Y hablando de magia…

  1. El Poder Sobrenatural 

El más peligroso con diferencia, ya que es literalmente capaz de bajarle los pantalones a cualquier cosa (según en qué universo nos encontremos). Podríamos escribir varios libros enteros sobre los distintos tipos de magia que existen en los diferentes mundos y de hecho, contamos con un ilimitado arsenal de escuelas arcanas, cultos y ritos con los que podrías producir un programa de televisión titulado “Mil maneras de arruinarle la vida a alguien con magia ́ ́ capaz de emitir un capítulo nuevo cada día hasta el fin de los tiempos.

La mayoría de las veces la magia crea, sí o sí, desequilibrios. En ocasiones sin necesidad alguna de abusar de este tipo de poder porque, muchacho, no necesitas quemarte las cejas con una bola de 

fuego tamaño pelota de playa para gestionar al caballero que quiere rebanarte el pescuezo si consigues hacerle meter el pié en un cepo para osos que, a primera vista, no estaba ahí (Dios bendiga los encantamientos de invisibilidad). 

Por supuesto, hay universos en los que la magia está muy limitada y que se han preocupado por equilibrar la balanza haciendo que cualquier

Escena en la Feria del Dragon, de Asociación Fénix. Foto de Roste Fotografía.

uso de esta que pueda producir resultados demasiado significativos tenga un coste equivalente, pero no todos los universos cuentan con este tipo de limitaciones y tenlo claro: 

Si vas a rolear a un hechicero, lo más importante son las limitaciones.

  1. ¿Y el el Power Playing, qué? 

Estos son los cuatro tipos de poderes con los que te debes andar con más cuidado. Podríamos hacer algunas subdivisiones y hablar de otros poderes como el Poder del Conocimiento (exceso de información conocida por el personaje) así como otras muchas subcategorías, pero al final lo más importante es que, dentro de lo posible, trates de acotar límites en todas las capacidades de tu personaje. No por nada los protagonistas de nuestras historias favoritas son personas humildes que, si llegan a lograr algo realmente importante, les llega a costa de un esfuerzo prolongado… Y no simplemente por nacer ya con todo hecho. 

Si por el contrario abusamos de una o varias de estas capacidades constantemente sin aplicarnos límites o estableciéndolos excesivamente elevados, corremos el riesgo de caer en el Power Rol. 

¿Y qué es el Power Playing? 

El abuso de cualquiera de los anteriores poderes de forma prolongada o injustificada. 

Así que… Si estás pensando hacerte un nuevo personaje para ese rol que tiene tan buena pinta, procura no pasarte con los stats y prueba a disfrutar del placer de un rol sencillo, que no simple. ¡Empezar por lo más bajo pone ante ti la maravillosa aventura de recorrer el camino que, tal vez, te convierta en ese héroe que deseas, o tal vez no! Aprovecha la oportunidad y recuerda: 

“Cuando emprendas tu viaje a Itaca pide que el camino sea largo, lleno de aventuras, lleno de experiencias.”

Kavafis 

Por Douglas el Despiadado.

Eviltailors no se hace responsable de las opiniones volcadas por los autores externos de este blog.

Foto de portada: Skyrim ReV, foto de Anzu